Soportújar

Soportújar es un pequeño pueblo de La Alpujarra granadina que no llega a 300 habitantes, pero que se ha hecho tremendamente conocido debido a que ha sabido explotar las leyendas sobre brujas que giran en torno a él. ¿Quieres conocer estas leyendas? Entonces sigue leyendo, porque en este artículo te contamos todo sobre este peculiar pueblo cuyo nombre significa «lugar de soportales», del término latino «soportal», por lo que se cree que el municipio ya estaba poblado en tiempo de los romanos.

Por qué se conoce como «Pueblo de las brujas»

Nos remontamos a la Rebelión de Las Alpujarras, entre 1568 y 1571 en la que la abundante población morisca de la zona se sublevó y alzó en armas debido al recorte de sus libertades culturales. Este enfrentamiento conllevó la expulsión morisca del territorio, por lo que la zona tuvo que repoblarse con nuevos habitantes, muchos de ellos del norte de España, sobre todo de Galicia.

Como ya sabéis, Galicia es conocida por ser tierra de «meigas» (brujas) y eso hizo que entre los pueblos de los alrededores se empezara a comentar que en Soportújar se hacían aquelarres, hechizos e incluso que se veía alguna bruja sobrevolando el municipio. Esto hizo que a los habitantes de Soportújar, cuyo gentilicio oficial es soportujero/a, se les comenzara a llamar brujos/as, nombre por el que se les sigue conociendo coloquialmente a día de hoy.

Hasta tal punto llegaron los rumores sobre las prácticas de brujería en el pueblo que la Santa Inquisición llegó a condenar a cadena perpetua a una soportujera por sus supuestas prácticas esotéricas.

Qué ver en Soportújar

Todas estas historias sobre brujas y brujería han hecho que a día de hoy Soportújar haya sabido aprovechar ese filón para convertirlo en un reclamo turístico, y es que, en el año 2009 pusieron en marcha el Proyecto Embrujado, y comenzaron a colocar diferentes figuras y esculturas por todo el pueblo con la temática de la brujería como eje. Esto ha llevado a este pequeño pueblo a convertirse en uno de los más visitados de toda la comarca. En este artículo te contamos todo lo que ver en Soportújar, que seguro que hará disfrutar a mayores y pequeños.

Cueva del Ojo de la Bruja y el Puente Encantado

El primer enclave para visitar es la Cueva del Ojo de la Bruja y el Puente Encantado que está justo al lado ya que se encuentran en la carretera de entrada al pueblo. Hace años esta cueva estuvo habitada por familias pobres. Existen muchas leyendas sobre esta cueva. La más extendida cuenta que la grieta del fondo comunicaba con otros mundos y que por ella entraban y salían las ánimas además de ser un pasadizo para el purgatorio para aquellas almas que todavía tenían que pagar su penitencia. Aprovechando estas leyendas, los vecinos asustaban con estas historias a los niños del pueblo. Así evitaban que estos se alejaran demasiado, ya que se encuentra en la única carretera que da acceso al municipio.

A día de hoy, en el interior de la cueva podemos ver a una bruja con todos los instrumentos necesarios para realizar pócimas, hechizos y conjuros. Muchos de los visitantes hacen una petición a la hechicera y lanzan una moneda para pagar por sus favores. ¿Tienes algún hechizo que pedirle a la bruja?

Justo al lado de la cueva encontramos el Puente Encantado, construido para salvar el Barranco de la Cueva y crear así un acceso para personas con movilidad reducida.

Bruja Baba Yaga

Ya en la entrada del pueblo nos encontramos con la cabeza de la Bruja Baba Yaga, una escultura del folclore y la mitología rusa creada por José Vera nos da la bienvenida. La Bruja Baba Yagá. Una vieja, huesuda y arrugada bruja, con la nariz azul y los dientes de acero que posee una pierna normal y una de hueso por lo que a menudo se le da el apelativo de «Baba Yagá Pata de Hueso». Estas dos piernas representan al mundo de los vivos y el mundo de los muertos en los cuales ella deambula. Se ve que cansada de la estepa siberiana prefirió cambiar de aires y desplazarse al sur, aunque eso sí, a los pies de Sierra Nevada, para tener la nieve a solo un chasquido.  

Centro de interpretación de la brujería

En este centro se hace una labor explicativa de los distintos aspectos de la brujería, así como las clasificaciones según su perfil, su evolución, su papel social, las distintas prácticas que hacían desde las más oscuras que se le atribuían, hasta el de curanderas, parteras y conocedoras de remedios, pócimas, plantas y sus efectos. Siendo decisivo el papel inquisitorial que les dio la imagen negativa que se tiene en nuestros días. Desde aquí también parten unas rutas guiadas por el municipio.

Fuente de Las Brujas y Mirador del Embrujo

El rincón imprescindible que ver en Soportújar es la Fuente de las Brujas, situada en la Plaza de Abastos. En ella, dos brujas se encuentran cocinando una de sus pócimas en un gran caldero.

Tras ella el Mirador del Embrujo, un lugar con atardeceres y vistas impresionantes de todo el entorno y de algunos de sus pueblos vecinos como Carataunas o Cáñar.

En el mismo espacio se encuentra el Ayuntamiento y la Iglesia de Santa María la Mayor y su bonito retablo; la fuente de San Antón, con alicatados típicos andaluces y junto a ella podemos ver la placa de la Cápsula del Tiempo del Embrujo, en la que en 2015 se metieron objetos que tienen un gran valor sentimental, mensajes, fotos y objetos simbólicos entre otros, y que no se abrirá hasta pasados 50 años, en 2065.

Pozo de los Deseos

El pozo de los deseos se encuentra en una pequeña entrada de casas. Está cubierto por unas rejas, con bonito brocal, su polea y hasta con su vetusto cubo para sacar agua. Un pozo normal en apariencia, pero en el que tus deseos pueden hacerse realidad si lanzas una moneda. 

Fuente del Dragón

Es uno de los elementos más curiosos que descubrirás en tu visita a Soportújar. En esta fuente hay que beber agua que sale directamente del falo de la bestia. Dicen que tiene propiedades afrodisíacas y que estimula la fertilidad. Nosotros la verdad es que preferimos evitar esas propiedades así que… Allá cada cual. 

Casa de Hansel y Gretel

Es la última adquisición a la magia de elementos que ver en Soportújar. La Casa de Hansel y Gretel es una preciosa casita de golosinas y galletas maría. Si no te habías fijado en estas últimas hazlo, a nosotros nos resultaron muy graciosas. Aunque esta bruja y este cuento sí son más conocidos, por si no quedaba claro de lo que se trata, en uno de sus laterales se puede ver un grafiti con una bruja ofreciendo dulces a sus visitantes. Si eres goloso… ¡mejor no te acerques! 

Actualmente no se puede entrar en el interior de la casa, aunque la idea es convertirla en una tienda de souvenirs próximamente.

Serpiente Maléfica

Justo debajo de un tinao (el típico soportal de las Alpujarras) pintado de blanco y tras subir unas escaleras que culminan una estrecha calle se puede ver la Serpiente Maléfica. Sorprende ver aparecer la cabeza de esta enorme serpiente en el muro.  

Araña Tejedora de Sueños

En la convergencia de las calles Camas y Moralillo se encuentra la Araña tejedora de sueños. Se dice que en las noches de brujas las arañas son un elemento importante. Antiguamente se creía que, si una araña caía en una vela y se consumía con la llama, era síntoma de que las brujas merodeaban cerca. Se habla por aquí que pidiéndole un deseo y tenacidad hará que se cumplan los sueños. 

Calderos mágicos

Este conjunto de calderos mágicos apilados están situados en la calle Moralillo. Quizás alguna hechicera con prisas de los dejó allí, o quizás han adoptado un nuevo papel en esta historia, y ahora ejercen de maceteros. 

La Escoba Mágica

En la Calle Real nos encontramos con La Escoba Mágica donde podrás subir para tomar unas fotos. Es una de las piezas de atrezo que más llama la atención a los visitantes más fanáticos de Sabrina y Harry Potter que visitan este pueblo. 

La Casa de Baba Yaga y Fuente del Vino

Es una choza que se levanta sobre dos enormes patas de gallina que le servía a Baba Yaga para desplazarse por toda Rusia.  La idea de una casa con patas de gallina podría derivar de las cabañas de ciertos pueblos que las construían de esta manera para protegerse de los animales. No sabemos cuánto de verdad tendrá esto, pero seguro que le ayudó a llegar más rápido a Soportújar. Para entrar en la casa, Baba Yagá dice el conjuro «Casita Casita, da la espalda al bosque y voltea hacia mí».  

Junto a la casa de la bruja Baba Yaga se encuentra la Fuente del Chorro o del Vino, aunque lamentablemente de ella solo sale agua, que ya nos habíamos hecho falsas ilusiones.

Calle Zanjilla: La más estrecha y mágica de España

La Zanjilla es una de las calles más mágicas y estrechas de España. Mide 48 cm, no es la más estrecha de todo el país como pone aquí, pero de igual forma merece visitarla por sus entramados medievales tan tradicionales de origen musulmán y por el bonito soportal al que da. 

Era del Aquelarre

Es uno de los puntos más altos del pueblo, un mirador alucinante al Valle del Guadalfeo, en el que se cuenta que era el lugar de los ritos iniciáticos para las brujas más jóvenes.  Está decorado con figuras con forma de gato negro, libro de hechizos, bruja, calavera, buho, caldero… e incluso tiene una guarida con una vigilante. 

Dónde dormir en Soportújar 

Pernoctar en furgoneta camper o autocaravana en Soportújar

Soportújar es uno de los pueblos más turísticos de la alpujarra granadina, por lo que encontrar aparcamiento o sitio para pernoctar puede ser complicado, sobre todo los fines de semana o festivos. En muchas ocasiones las filas de coches aparcados en los bordes de la carretera se extienden durante varios kilómetros.

Existen varios aparcamientos privados en la entrada del pueblo con un precio de 5€ el día. Nosotros estuvimos entre semana, por lo que pudimos aparcar justo enfrente de la bruja Baba Yagá, en una pequeña placeta en llano, con una fuente de agua justo al lado. Las coordenadas son: 36.927914, -3.402943 (Google Plus Code WHHW+5V).